Recomendaciones en farmacéuticos y salud

viernes, 21 de abril de 2017

Enfermedades urinarias infantiles, causas, síntomas y tratamiento (infección de orina)

Enfermedades urinarias infantiles, infección de orina
Las infecciones urinarias se producen cuando la concentración de gérmenes en la orina es superior a cierto nivel considerado todavía como normal. Se estima que aproximadamente un dos por ciento de los niños y un ocho por ciento de las niñas han tenido alguna vez una infección de orina durante su infancia.

Según la parte del sistema urinario que se vea afecta se pueden distinguir dos tipos de enfermedades urinarias:
  • Cistouretritis: también conocida como cistitis, esta enfermedad afecta a los uréteres, la vejiga o la uretra. Suele tener buen pronóstico, pero si la enfermedad se reproduce con cierta frecuencia, entonces hay que investigar cuales son las posibles causas.
  • Infección alta: también denominada pielonefritis, se localizada en el riñón y es el tipo de infección urinaria de pronóstico más complicado y que puede tener peores consecuencias.

Causas de la enfermedades urinarias infantiles

En las niñas la causa más frecuente es el hecho de que usan el papel higiénico de atrás hacia delante, de manera que arrastran hacia la uretra las bacterias de la zona cercana al ano. Por ser esta zona muy corta en la mujer, la infección se genera con bastante facilidad.

En los niños por lo generan se tratan de infecciones accidentales o con causas más complejas que en las niñas, como pueden ser enfermedades del riñón, uréteres que no impulsan la orina hacia la vejiga con suficiente fuerza, reflujo desde la vejiga hacia los uréteres, una vejiga que no es capaz de vaciarse en su totalidad, etcétera.

Diagnóstico de la enfermedades urinarias infantiles

Para confirmar si un niño tiene una enfermedad urinaria basta realizar un simple análisis de orina que simultáneamente servirá para identificar el germen causante de la infección. Si el niño es lo suficiente mayor como para saber cuándo tiene que ir al baño, basta con recoger la orina en un frasco estéril.

Esta operación resulta algo más complicada en niños pequeños y bebés, en estos casos hay que utilizar una bolsita de plástico que se pega alrededor de la uretra.

En algunos casos los pediatras pueden considerar necesario realizar determinadas pruebas complementarias como un TAC, una prueba de contraste, una ecografía, etcétera.

Síntomas de la enfermedades urinarias infantiles

En los niños más mayores resulta bastante sencillo detectar una infección de orina ya que hablan y pueden decirnos lo que les pasa. Los síntomas son similares a los que tienen los adultos:
  • Picor al orinar.
  • Necesidad de ir al baño a orinar con frecuencia.
  • Escalofríos, si se trata de una infección en las vías altas.
  • Dolor en la zona del riñón.
  • Fiebre.
  • Sensación de no ser capaces de vaciar totalmente la vejiga.
  • malestar general.

Obviamente en niños más pequeños y bebés, resulta más complicado detectarla ya que no pueden contarnos lo que les ocurre y los síntomas son menos concretos y determinados:
  • Fiebre.
  • Dolor abdominal, diarrea y vómitos.
  • Falta de apetito o pérdida de peso.
  • Decaimiento o irritabilidad.

Ni que decir tiene que si observamos cualquiera de estos síntomas en nuestro hijo, deberemos acudir al pediatra con él en cuanto podamos.

Tratamiento de la enfermedades urinarias infantiles

Después de que el niño ha sido diagnosticado que sufre una infección urinaria, se debe comenzar de forma inmediata un tratamiento con antibióticos para disminuir el riesgo de tener secuelas en los riñones. A los niños más pequeños suele ser recomendable ingresarles en el hospital.

Como siempre que se administra un antibiótico, es muy importante respetar la duración del tratamiento y el número de dosis que el médico ha prescrito (ver artículo sobre el buen uso de los antibióticos). El terminar el tratamiento se debe repetir el análisis de orina para confirmar que la enfermedad ha desaparecido y se han eliminado las bacterias causantes.

Complicaciones de la enfermedades urinarias infantiles

Con las infecciones de las vías altas hay que tener un cuidado especial, si no se diagnostican y se tratan a su debido tiempo, pueden dar origen a cicatrices en los riñones que podrían originar hipertensión de origen renal, pielonefritis recurrentes, o pérdida de la función renal en la zona afectada.

0 comentarios :

Advertencia

Este blog no es un consultorio médico. Si su salud requiere atención, por favor consulte con un profesional de la medicina o un farmacéutico.

Otras opciones en medicina y salud