Recomendaciones en farmacéuticos y salud

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Ventajas e inconvenientes de las gafas progresivas

Llegada una determinada edad -sobre todo a partir de los 45- empezamos a descubrir que nos resulta complicado escribir o leer a la distancia a la que solíamos hacerlo con anterioridad. Son los primeros síntomas de la presbicia, también conocida familiarmente como vista cansada, que viene ocasionada por una pérdida de elasticidad en el cristalino. Una vez que empieza, el problema se va agudizando con el paso del tiempo hasta que nos resulta imposible leer de cerca sin ayuda de unas lentes adecuadas.

Grafas progresivas

Existen diferentes tipos de lentes que nos permiten solucionar el problema de la presbicia, entre ellas podemos optar por utilizar unas gafas monofocales (solo para tratar la vista cansada) o unas gafas bifocales (que pueden utilizarse para lejos y para cerca simultáneamente). No obstante, en la actualidad disponemos de un tipo de lentes que por lo general resulta mucho más adecuado para hacer frente a la presbicia, estamos hablando de las lentes progresivas, unas lentes que empezaron a comercializarse en 1959 con el nombre de Varilux.

Las gafas progresivas se caracterizan por tener la graduación para lejos en la zona superior del cristal, en la zona central está la asociada con las distancias medias y la graduación de cerca se sitúa en la parte inferior. Los diseños y anchura de las distintas zonas de graduación dependerán del tipo de montura y del propio diseño de la lente, por eso es conveniente elegir y probar adecuadamente este tipo de lentes de manera que su uso nos resulte cómodo.

Ventajas de las gafas progresivas


Aunque no necesitemos realmente graduación para lejos, las gafas progresivas siguen todavía realmente ventajosas por lo siguiente:
  • Podremos enfocar cualquier tipo de distancia sin necesidad de tener que quitarnos las gafas. Podremos leer un libro, coser, trabajar con nuestro ordenador, responder los mensajes en el móvil, o ver la televisión sin tener que cambiar de gafas y, si queremos, hacerlo simultáneamente.
  • Si vemos bien de lejos, podremos prescindir de las gafas cuando caminemos por la calle y utilizarlas exclusivamente cuando necesitemos ver algo de cerca o una distancia intermedia.
  • Las gafas monofocales o bifocales no resultan cómodas a la hora de trabajar ya que no cubren todas las posibles distancias de visionado.
  • Si además no vemos bien de lejos, las gafas progresivas resultarán de suma utilidad a la hora de conducir ya que además de a los otros coches, también veremos con nitidez los instrumentos del salpicadero.

Inconvenientes de las gafas progresivas


Lo normal es que los présbitas (personas con presbicia) se adapten con toda normalidad al uso de las mismas. El principal inconveniente de este tipo de gafas es que para ver correctamente es necesario mirar por la zona adecuada de la gafa. Por este mismo motivo la visión lateral de este tipo de gafas no es buena pero el problema se soluciona sencillamente acostumbrándose a moer la cabeza en lugar de los ojos, de cualquier forma los modelos actuales han mejorado notablemente esta dificultad.

Básicamente al utilizar gafas progresivas nos tendremos que acostumbrar a mover la cabeza dependiendo de lo que queramos ver y a adoptar posiciones determinadas para tener un correcto visionado (resulta incómodo leer tumbado utilizando este tipo de lentes).

Recomendaciones al comprar una gafa progresiva


Nuestra principal recomendación es que si pensáis en compraros unas gafas con lentes progresivas acudáis a un servicio profesional adecuado, un servicio que os garantice la adaptación posterior de las gafas si surge algún tipo de problema. No conviene escatimar en lo que respecta a nuestra vista, y debemos ser conscientes de que a veces lo barato puede resultarnos muy caro.

Por eso, debemos valorar la posibilidad de que nuestras lentes progresivas incorporen diferentes tratamientos especiales como protección para pantallas, antivaho o de obscurecimiento con el sol. Estos tratamientos harán que nuestros cristales sean más caros pero conseguirán que nuestra vista sea más eficaz y disminuirán nuestros problemas de visionado.

Por último solo deciros que hasta el 15 de julio de 2014, al comprar unas lentes progresivas Varilux (con Crizal Prevencia o Crizal Transitions) os podréis llevar otras de regalo. Todo un chollo en los tiempos que corren.

0 comentarios :

Advertencia

Este blog no es un consultorio médico. Si su salud requiere atención, por favor consulte con un profesional de la medicina o un farmacéutico.

Otras opciones en medicina y salud