Recomendaciones en farmacéuticos y salud

viernes, 25 de mayo de 2012

Yves Rocher, primera marca mundial en cosmética vegetal

Desde niño, Yves Rocher se dedicó a observar a la naturaleza con una mirada única e inteligente. En su granja familiar analizaba, se informaba y descubría los secretos de algunas plantas medicinales. Finalmente, tuvo una idea revolucionaria, aplicar sus conocimientos sobre las plantas a la belleza de la mujer. Así es como nació el nuevo concepto en el mercado de la cosmetología de la cosmética vegetal. Yves Rocher ha conseguido con su línea cosmética crear una relación íntima entre la naturaleza y la belleza de las mujeres. 50 años más tarde, esta intuición ha demostrado ser cierta: 1 de cada 3* mujeres francesas utiliza la marca Yves Rocher, que cuenta con 30 millones de clientes en todo el mundo.



Comprometidos con la belleza de las mujeres

La vida de la mujer es hoy más activa, completa y larga, por lo que la gran mayoría tienen el claro deseo de mantenerse bellas a cualquier edad. Yves Rocher dispone de la línea cosmética vegetal que les permite conseguirlo. Actualmente una de cada tres mujeres francesas utiliza la marca Yves Rocher, que cuenta con treinta millones de clientes en todo el mundo.

¿Qué es la cosmética vegetal?

Desde hace más de cincuenta años los cinco pilares fundamentales sobre los que se apoya la cosmética vegetal de Yves Rocher son:

- Todos sus productos son elaborados y concebidos a partir de las plantas.
- Analizar todas las virtudes de las plantas y su pluralidad sensorial profundizando en la historia de la humanidad y sus culturas.
- Garantizar la calidad controlando el seguimiento de todas las fórmulas cosméticas.
- Participar activamente en iniciativas para la conservación del medio ambiente.
- Conseguir que la belleza sea accesible a todas las mujeres.

0 comentarios :

Advertencia

Este blog no es un consultorio médico. Si su salud requiere atención, por favor consulte con un profesional de la medicina o un farmacéutico.

Otras opciones en medicina y salud