Recomendaciones en farmacéuticos y salud

martes, 2 de febrero de 2016

Aloe Vera

Planta de aloe veraEl acíbar

En medicina, se utiliza el jugo de las hojas del aloe vera cuajado en una masa sólida de color muy oscuro y muy amarga, llamada acíbar. Por lo general, se obtiene cortando las hojas del aloe vera transversalmente y dejando escurrir la savia que rezuma del interior a través del corte. Después, el líquido recogido se pone al calor para que vaya espesando y, una vez solidificado, sirve para realizar preparaciones que se presentan fundamentalmente en forma de extractos, polvo seco, tintura madre, cápsulas, píldoras o comprimidos. La planta no suele tomarse directamente ya que, si no se respetan las dosis, puede resultar mortal.

El más viejo y famoso acíbar es el de la isla Socotora, del sur de Arabia, llamado acíbar socotrino. No obstante el aloe vulgar que se cultiva en la Península y Baleares es también apto para uso medicinal.

Componentes activos del aloe vera

- Aloemitina: previene y controla la propagación de ciertas formas cancerígenas
- Aloemodina: regula el funcionamiento de la mucosa intestinal
- Aloeoleína: mejora úlceras duodenales y estomacales. Disminuye la acidez
- Aloetina: neutraliza el efecto de las toxinas microbianas
- Aminoácidos: interviene en la formación de proteínas
- Carricina: refuerza el sistema inmune y aumentaría las defensas
- Creatinina: resulta fundamental en las reacciones de almacenaje y transmisión de la energía
- Emolina, emodina, barbaloina: generan ácido salicílico de efecto analgésico y antifebril
- Fosfato de manosa: agente de crecimiento de los tejidos con efecto cicatrizante
- Minerales: calcio, magnesio, fósforo, potasio, zinc, cobre
- Mucílago: actividad emoliente sobre la piel
- Saponinas: antiséptico

Uso médico

Nota importante: En las indicaciones aquí expuestas no se mencionan la dosis adecuadas a cada tratamiento. Esto, en todo caso, corresponde a los médicos, facultativos y especialistas en la materia. La información aquí expuesta sólo tiene carácter informativo.

El aloe vera puede ser utilizado para recuperar la mucosa gástrica por lo que está indicado para tratar las acidez gástrica, gastritis y úlceras gástricas. Bajo determinadas dosis el aloe vera puede utilizarse como laxante y como purgante, con efectos parecidos a los del ruibardo y la frángula. El acíbar para uso interno no debe darse a las mujeres durante la menstruación y el embarazo, ni tampoco cuando se padecen hemorroides sanguinolentas. Tampoco se debe administrar a los niños.

El jugo del aloe vera tiene efectos tonificantes y astringentes, resultando muy útil en casos de gengintivitis, aftas u otras afecciones de la boca. El tratamiento sería realizar enjuagues con el jugo de la planta diluido en agua. También se pueden realizar gargarismos para combatir la amigdalitis.

Igualmente posee propiedades antisépticas, bactericidas, antiinflamatorias, hidratantes y regeneradoras. Aplicado sobre la piel, resulta indicado para tratar cortes, congelaciones, heridas, llagas, úlceras, quemaduras y picaduras de insectos. El acíbar entra en la composición de muchas cremas para el cuidado de la piel, y está demostrado su poder de curación para tratar la psoriasis y el acné juvenil.

En el tratamiento del herpes, el uso del aloe vera en crema o gel, ayuda a que las heridas no se infecten y, sobre todo, alivia la zona afectada disminuyendo el dolor, la quemazón o el picor. De igual manera se ha comprobado que el jugo de aloe vera en ayuda a curar las quemaduras producidas por el sol y otro tipo de radiaciones como los rayos X. Se utiliza también como protector solar y regenerador de las quemaduras.

El aloe vera es una de las mejores soluciones para el tratamiento de los orzuelos.

Importante: el uso externo del aloe vera puro puede dañar la piel.

Fuentes: Botanical Online, Wikipedia.

0 comentarios :

Advertencia

Este blog no es un consultorio médico. Si su salud requiere atención, por favor consulte con un profesional de la medicina o un farmacéutico.