Recomendaciones en farmacéuticos y salud

lunes, 28 de enero de 2013

Impotencia, definición, causas, factores desencadenantes y soluciones

¿Qué es la impotencia?

La impotencia o disfunción eréctil es la incapacidad del hombre para mantener o tener una erección. Los casos de impotencia aislados son conocidos comúnmente como gatillazo. Cuando los gatillazos empiezan a suceder de manera frecuente es cuando el hombre ha de preocuparse y empezar a pensar que sufre un problema serio de impotencia o disfunción eréctil.

Impotencia, pene flácido y pene erecto

Una vez el hombre sospecha que puede padecer de impotencia, el siguiente paso es acudir a un médico especialista para que le aconseje un tratamiento adecuado para superar el problema.

Las causas que provocan cuadros de impotencia son variadas y van desde causas físicas hasta causas psicológicas. Dependiendo de las causas que la provoquen el tratamiento será distinto.

¿Cómo se produce la impotencia?

El pene está formado por los cuerpos cavernosos que recorren todo el tronco del mismo. Los cuerpos cavernosos están rodeados por una membrana llamada túnica albugínea.

Durante la erección, los cuerpos cavernosos se llenan de un tejido esponjoso, el cual contiene músculos lisos, espacios, tejidos fibrosos, arterias y venas. Con la estimulación sexual, los cuerpos cavernosos se relajan, provocando que la sangre fluya y llene los huecos provocando un agrandamiento del pene (erección).

Cualquier trastorno que cause una lesión en los nervios o que deteriore el flujo de sangre al pene puede causar impotencia.

¿Cuáles son los factores desencadenantes?

Los factores desencadenantes de la impotencia pueden ser de muy diferente índole. Existen factores orgánicos, traumáticos y psicológicos.

Entre los factores orgánicos destacan enfermedades del sistema nervioso, neurológico, urológico o vascular. Así como enfermedades como la diabetes, la adicción al alcohol u otras drogas como el tabaquismo.

Entre los factores psicológicos que provocan impotencia podemos encontrar la ansiedad, el estrés, la depresión, el miedo al fracaso o los sentimientos de culpabilidad entre otros.

En ocasiones el origen de la impotencia es una mezcla de problemas psicológicos y físicos.

Soluciones a la impotencia

Entre los tratamientos para la disfunción eréctil podemos encontrar diferentes soluciones que van desde lo natural hasta los medicamentos con prescripción médica pasando por cambios en el estilo de vida.

Los medicamentos recetados por facultativos médicos son conocidos por todos ya que todo el mundo conoce pastillas para la impotencia como la famosa Viagra.

Los tratamientos naturales son menos conocidos pero han demostrado tener beneficios en el tratamiento de la disfunción eréctil. Estos productos naturales se componen de ingredientes 100% naturales que usan los mejores ingredientes herbales para crear fórmulas contra la impotencia sin efectos secundarios. Entre estos productos destacan por el gran número de hombres que los consumen.

1 comentarios :

Unknown dijo...

Muy buenas las explicaciones

Advertencia

Este blog no es un consultorio médico. Si su salud requiere atención, por favor consulte con un profesional de la medicina o un farmacéutico.