Recomendaciones en farmacéuticos y salud

martes, 26 de marzo de 2019

La mejor medicina natural es una buena alimentación

Alimentación y medicina natural, la pirámide nutricionalLa importancia de la alimentación en la salud es un hecho demostrado. Unos buenos hábitos alimenticios, llevar una alimentación equilibrada y la práctica de algo de ejercicio físico, son las claves para tener una vida saludable y prevenir la obesidad.

Comer de todo pero moderadamente


Una buena alimentación debe ser equilibrada y completa, ya que tiene que proporcionar al organismo en las proporciones correctas, la cantidad suficiente de nutrientes. Siendo más específicos, del total de la energía que consumimos cada día conviene que entre el 50 y el 60 por ciento provenga de los hidratos de carbono, entre el 10 y el 12 por ciento de las proteínas, y menos del 30 por ciento de las grasas. Además, es necesario tomar suficiente cantidad de fibra, minerales, agua y vitaminas.

Nuestra alimentación debe ser también variada, incluyendo alimentos de los diferentes grupos en las debidas proporciones, de esta manera conseguiremos suficiente cantidad de todos los nutrientes necesarios para el cuerpo humano. Además, cada individuo, en función de su edad, actividad física, sexo, tipo de trabajo, enfermedades, consumo de medicinas, medicamentos, fármacos o tabaco, necesitará un tipo u otro de alimentación.

Otro aspecto importante es saber distribuir las comidas a lo largo del día, siendo aconsejable realizar de tres a cinco comidas al día. Por otro lado, también existen suplementos alimenticios como el Acai que ayudan a bajar de peso.

Huir de los tópicos y las dietas milagro


La obsesión por vernos siempre gordos y tener la necesidad de perder kilos, ha dado lugar a la aparición de toda una serie de dietas milagrosas que desaconsejan ingerir ciertos alimentos muy necesarios, popularizando, asimismo, un sinfín de tópicos falsos que nada tienen que ver con la realidad. Como por ejemplo:

1) Mezclar alimentos de diferentes grupos engorda. Totalmente falso, ya que por contra resulta deseable y saludable el hacerlo. La práctica de disociar en las dietas puede ser perjudicial para la salud física y mental y supone el riesgo de sufrir deficiencias alimentarias.

2) Saltarse alguna comidad adelgaza. Mentira, ya que se ponen en marcha mecanismos de adaptación que llevan al cuerpo a aumentar el almacenamiento de grasa. Además, resulta obvio que se llega con más apetito a la siguiente comida, consumiéndose más calorías y grasas.

3) Hay alimentos con calorías negativas cuyo consumo facilita adelgazar. Esto es totalmente absurdo ya que no existen las calorías negativas y no existe ningún alimento que haga que adelgacemos.

4) Hay alimentos que engordan sólo a algunas personas y se deben detectar para evitar su consumo. Otra vez falso, cuando una persona engorda es porque toma más calorías de las que gasta.

5) El tomar fruta al final de la comida engorda y perjudica la salud. Rotundamente no. Todo lo contrario, el tomar fruta al final de la comida es bueno para la salud.

Pautas a seguir para llevar una alimentación saludable

1) Evitar añadir demasiada sal al cocinar o consumir alimentos.

2) Variar la dieta, no hay alimentos buenos o malos, sino dietas correctas o incorrectas.

3) No darse grandes atracones a comer ni tampoco ayunar.

4) Consumir verduras, hortalizas, frutas, cereales y legumbres en abundancia.

5) Comer alimentos que proporcionen una cantidad de calorías similar a las que seas capaz de gastar.

6) Saber que ningún alimento puede ser responsable del incremento de peso, salvo que se consuma en cantidades muy altas.

Artículos relacionados: El aceite de oliva como medicina natural.

1 comentarios :

Jackie dijo...

Muy bueno su artículo. Me siento muy contenta de que hayan utilizado la imagen de la Pirámide Nutricional, fruto de mi esfuerzo y creatividad, realizado con mis propios dibujitos. Cuando quieran consultar más información, no dejen de visitar mi web www.administratuhogar.com en la sección de COCINA. Muchos saludos
Jacqueline.

Advertencia

Este blog no es un consultorio médico. Si su salud requiere atención, por favor consulte con un profesional de la medicina o un farmacéutico.