Recomendaciones en farmacéuticos y salud

miércoles, 4 de abril de 2018

¿Qué es la medicina nuclear? (diagnóstico mediante imágenes y tratamientos)

La medicina nuclear se trata de una especialidad médica que ha supuesto una au¬téntica revolución en el diagnóstico de enfermedades a través de la imagen. Las imágenes que se obtienen utilizando la medicina nuclear permiten observar a los órganos y tejidos en funcionamiento (son imágenes funcionales que permiten revelar alteraciones a nivel molecular), mientras que el resto de técnicas de diagnóstico como radiografías, resonancias, tacs, etcétera, sólo captan la imagen de una lesión.

En medicina nuclear se utilizan radiotrazadores o radiofármacos (medicamentos o fármacos que contienen uno o más radionucleídos o isótopos radiactivos). Estos radiofármacos se introducen dentro del cuerpo humano, siendo lo más común hacerlo por vía intravenosa. Una vez introducido en nuestro organismo, el radiofármaco se distribuye por los diversos órganos que se quieren analizar y, mediante una gammacámara o cámara gamma (aparato detector de radiación), se almacenan las imágenes captadas de forma digital para posteriormente procesarlas y conseguir imágenes funcionales del órgano en estudio. En la mayoría de los casos las exploraciones de medicina nuclear no son invasivas y tampoco producen efectos secundarios adversos.

¿Qué es un médico especialista en medicina nuclear?


El médico especialista en medicina nuclear es una persona licenciada en medicina que, una vez ha aprobado el examen del MIR, se forma durante cuatro años en esta especialidad, recibiendo finalmente el título de médico especialista en medicina nuclear.

La función del médico especialista en medicina nuclear es la de llevar a cabo las distintas pruebas ordenadas por médicos de otras especialidades, así como de interpretarlas y explicarlas de forma adecuada. Sus principales campos de acción son el diagnóstico por imagen y el tratamiento de enfermedades específicas mediante la utilización de medicamentos radiofármacos.

Diagnóstico por imagen en medicina nuclear


Para llevar a cabo las pruebas de diagnóstico en medicina nuclear se utiliza una cantidad pequeña de sustancia radioactiva que termina descomponiéndose de forma natural y se eliminará a través de la orina o de las heces. Las sustancias radiactivas que incorporan los radiofármacos son variadas (yodo, xenón, galio, talio, tecnecio, etcétera) y serán diferentes dependiendo del tipo de estudio y de la parte del cuerpo que se vaya a examinar.

En la actualidad, la medicina nuclear ofrece multitud tipos de exploración que permiten diagnosticar eficaz y precozmente enfermedades muy variadas de tipo cardiológico, óseo, oncológico, endocrino, del sistema vascular, del aparato digestivo, etcétera.

Algunas de las pruebas diagnósticas que realiza el médico especialista en medicina nuclear son:
  • Gammagrafía con galio (Ga-67): se utiliza para diagnosticar enfermedades inflamatorias o infecciosas activas, abscesos y tumores en diferentes órganos del cuerpo.
  • Gammagrafía de tiroides con yodo radiactivo (I-131): se utiliza para evaluar el funcionamiento de la tiroides, permitiendo detectar el hipertiroidismo. Otras pruebas que permiten determinar el malfuncionamiento de la tiroides son los centellogramas tiroideos de yodo y tecnecio (Tc-99).
  • Gammagrafía ósea: se emplea para evaluar cambios degenerativos o inflamatorios de las articulaciones, así como para detectar enfermedades de los huesos ya sean de causa tumoral, metabólica, vascular o traumatológica.
  • Gammagrafía de perfusión cerebral: sirve para analizar y detectar problemas en la circulación de la sangre en el cerebro (ver foto).
  • Tomografía SPECT: se emplea para detectar si el flujo sanguíneo al corazón no es normal y evaluar la correcta función cardiaca. En los pacientes que han sufrido un infarto, permite valorar y determinar la extensión de los daños sufridos por el músculo cardiaco o corazón.

Tratamientos de la medicina nuclear


La medicina nuclear permite tratar enfermedades como, por ejemplo, algunos casos de hipertiroidismo (cuando la glándula tiroides segrega un exceso de hormonas tiroideas, ya sea de tiroxina libre o de triyodotironina). En este tipo de tratamientos el médico nuclear administra una cantidad muy controlada de yodo 131 (yodo radiactivo) en el tejido enfermo y dicho tejido desaparece, recuperando la glándula tiroides su funcionamiento normal.

¿Cuándo acudir al médico nuclear?


Uno debe acudir al especialista en medicina nuclear siempre a través del médico que esté tratando alguno de nuestros problemas de salud; será él quien solicite, en caso de creerlo necesario, la realización de la prueba de diagnóstico correspondiente.

Las pruebas de medicina nuclear existen tanto en la sanidad pública como en la privada, aunque no todos los centros médicos las ofrecen todas.

0 comentarios :

Advertencia

Este blog no es un consultorio médico. Si su salud requiere atención, por favor consulte con un profesional de la medicina o un farmacéutico.

Otras opciones en medicina y salud