Recomendaciones en farmacéuticos y salud

lunes, 1 de octubre de 2018

El trastorno de ansiedad

El miedo es una emoción psíquica absolutamente necesaria que se produce como respuesta instantánea a cualquier amenaza externa a nosotros mismos. Se trata de una respuesta positiva cuando se produce ante fenómenos que realmente infunden temor. No obstante, cuando el miedo se trata de una respuesta fuera de la razón o desproporcionada que se genera como consecuencia del estrés o de situaciones que todo el mundo considera como normales, nos encontramos ante un problema de ansiedad que puede conllevar serios perjuicios a nuestra salud.

Tratamiento del trastorno de ansiedad

A veces incluso aparece acompañado con síntomas fisiológicos como dificultad para respirar, aceleración del ritmo cardiaco, temblores, etcétera. Puede manifestarse tras una situación de estrés crónico o agudo o como resultado de una experiencia traumática, aunque en ocasiones no hay forma de identificar su causa real.

Tipos de ansiedad


Los trastornos de ansiedad pueden tomar formas distintas. Las principales son las cuatro siguientes:
  • Estrés postraumático: surge como consecuencia de haber experimentado un suceso traumático como un accidente grave o una situación de violencia.
  • Fobia: es cuando se tiene un miedo irracional a algún objeto o circunstancia que hace que la persona trate de evitarlo a toda costa o que dicha persona creé una situación de extrema ansiedad por dicho motivo. Algunas manifestaciones típicas son el miedo a volar, el miedo a determinados insectos o animales, la agorafobia (miedo a encontrarse en un determinado lugar del que se cree que no se puede escapar) o la fobia social (miedo que surge cuando la persona se ve en la tesitura de tener que utilizar sus habilidades sociales, como pueden ser hablar en público o trabajar en equipo). Estas dos últimas fobias son realmente discapacitantes.
  • Trastorno de ansiedad generalizado: su característica principal es el sufrimiento de una ansiedad excesiva y una sensación preocupación constante, manifestando síntomas prolongados en el tiempo (más de seis meses) de tensión en los músculos, incapacidad para guardar la concentración o intranquilidad.
  • Crisis de angustia: el trastorno de ansiedad más común y conocido. Sus síntomas son el sufrir periodos cortos (no suelen prolongarse más de diez minutos) de intenso miedo. Estos episodios pueden darse de forma repetida (trastornos de pánico) o aislada.

Diagnóstico y tratamiento del trastorno de ansiedad


El primero en detectar este tipo de trastornos debe ser el médico de familia, descartando otro tipo de dolencias que pueden tener síntomas similares. Una vez analizado el caso, si las causas no han podido ser identificadas de forma clara y la angustia no cesa, el médico de familia es el que debe aconsejar si el paciente necesita seguir un tratamiento bajo control de un especialista.

El tratamiento más adecuado y que mejor funciona contra los trastornos de ansiedad es la psicoterapia, en concreto la terapia cognitivoconductual. Solo en casos muy concretos el tratamiento de la ansiedad puede requerir la utilización de medicamentos, siendo los más utilizados los antidepresivos y los ansiolíticos. Este tipo de medicamentos deben ser consumidos siempre bajo prescripción médica, en concreto por médicos psiquiatras.

Lo cierto es que nadie está exento de poder sufrir en algún momento una crisis de ansiedad (de hecho el porcentaje anual de afectados asciende al diez por ciento de la población), si alguna vez os veis en esta situación y queréis recuperar la calma lo más rápidamente posible os recomendamos proceder de la siguiente manera: respirad en el interior de una bolsa de papel para restablecer los niveles de CO2 y, a continuación, disminuid de forma paulatina el ritmo de la respiración (una técnica conocida para hacerlo es la técnica 7-11, consistente en inspirar durante siete segundos y contar hasta once al espirar).

Por último, me gustaría emplazaros a que si alguno ha sufrido crisis de ansiedad con anterioridad, haga uso, si quiere, de los comentarios para indicar cuál fue su manera de proceder para enfrentarse a dichas crisis.

0 comentarios :

Advertencia

Este blog no es un consultorio médico. Si su salud requiere atención, por favor consulte con un profesional de la medicina o un farmacéutico.

Otras opciones en medicina y salud